¡Funciona en el día; confunde en la noche!

7/20/2018

 

Un ejemplo europeo de los problemas que surgen en la presentación de las medidas de operación en el estado de ingresos.

 

Aquí hay otro de los problemas que surgen, tomado de extractos de decisiones que hacen forzoso el cumplimiento emitidas en el pasado por la European Securities and Markets Authority (ESMA) (para más antecedentes vea aquí); este está tomado de su 22nd edition:

 

  • Para sus contenedores el emisor usa el modelo de revaluación contenido en el IAS 16 Propiedad, planta y equipo.

  • En 2015, el valor razonable de los contenedores disminuyó y el emisor estuvo requerido a reconocer una pérdida por revaluación. En el estado consolidado de ingresos el emisor presentó esta pérdida por revaluación como un elemento de línea separado después del ‘resultado neto’.

  • Quien hace forzoso el cumplimiento no estuvo de acuerdo con esta presentación. El emisor debía haber presentado la pérdida por revaluación dentro de sus actividades de operación.

  • La pérdida por revaluación de un activo que está siendo usado en las operaciones del emisor es, en su naturaleza, un elemento de operación. Tal y como se establece en el parágrafo BC56 del IAS 1, llevaría a engaño si los elementos de naturaleza de operación fueran excluidos de los resultados de las actividades de operación. En consecuencia, la pérdida por revaluación no debía haber sido presentada como un elemento de línea separado después del resultado neto.

 

Esa es toda la descripción del problema y su solución, ciertamente entre los más breves entre los resúmenes de ESMA, sugiriendo por lo tanto que la conclusión es inusualmente autoevidente. Pero yo espero que muchos lectores intuitivamente considerarán el tipo de pérdidas por revaluación que se describen como el verdadero compendio de algo que se lleva debajo de algún tipo de subtotal. Entre otras cosas, los preparadores pueden argumentar que tales elementos orientados-por-valuación fluctuarán de una manera que no ayuda en la anticipación de flujos de efectivo futuros, márgenes de operación, u otras medidas centrales de desempeño.

 

El parágrafo citado del IAS 1.BC56 dice además que, según el punto de vista de IASB: “conduciría a engaño y deterioraría la comparabilidad de los estados financieros si elementos de naturaleza de operación fueran excluidos de los resultados de las actividades de operación, incluso si ello haya sido práctica de la industria.” Tenga en cuenta que esto no impide excluir algunos de tales elementos de cualquier tipo de subtotal del estado de ingresos, solo de un subtotal que represente los “resultados de las actividades de operación.” Si bien el estándar dice que “sería inapropiado excluir elementos (i.e. de los resultados de las actividades de operación) con base en que no involucran flujos de efectivo tales como gastos por depreciación y amortización,” obviamente no es común según los IFRS reportar un elemento de línea tipo-EBITDA que excluya tales elementos. En contraste, el ejemplo de ESMA se refiere solo a excluir los elementos de línea del “resultado neto,” sin aclarar qué significa ello. Para muchos de nosotros, “resultado neto” probablemente suena más como una medida más de la línea-de-resultados que una medida pura de actividades de operación, pero en aras de avanzar, asumiremos que ESMA entiende que significa la última.  

 

El bloque de construcción clave de la racionalidad está en la primera frase: “La pérdida por revaluación de un activo que esté siendo usado en las operaciones del emisor es un elemento de naturaleza de operación.” Mientras que el cargo por depreciación en un activo según-el-método del costo refleja una medida de los beneficios económicos consumidos durante el período, el ajuste al valor en libros que surge de la revaluación (de una propiedad, por ejemplo) puede ser más susceptible de ser afectado por factores externos no relacionados directamente con las operaciones de un período particular. Sin embargo, debemos recordar (es fácil de olvidar, dado que pocos de nosotros tenemos que tratar con el modelo de revaluación en la práctica) que las ganancias por revaluación generalmente son reconocidas en otros ingresos comprensivos más que en utilidad o pérdida; solo son reconocidas en ingresos netos en la extensión en que reversen un cargo previo que surja de la devaluación del mismo activo. Presumiblemente la pérdida por revaluación reconocida en utilidad o pérdida usualmente hablará de alguna manera sobre una disminución de los beneficios económicos anticipados que surjan del activo subyacente. De manera que la aseveración de ESMA no parece ampliamente irracional. Pero como asunto técnico, no se si se puede afirmar con la misma valentía que como lo hace ESMA.

 

De cualquier modo, este tema general puede estar en juego en la medida en que IASB continúe discutiendo los elementos de su proyecto sobre “principios de la revelación.” Un documento reciente del personal que resume alguna de la retroalimentación recibida sobre el documento para discusión sobre Principles of Disclosure [Principios de revelación] observa que “algunos de quienes respondieron – incluyendo muchos de quienes respondieron provenientes de Japón – sugieren que la Junta se debe centrar en requerir y definir el subtotal ‘utilidad de operación’” (en lugar de EBIT o EBITDA). La IASB Update de mayo 2018 registra algunas de las discusiones relacionadas con la presentación de un subtotal para “utilidad proveniente de operaciones continuadas” – sin embargo esto simplemente representaría (tal y como lo aclara el documento que acompaña la agenda) “el subtotal antes de operaciones descontinuadas” – esto es, un subtotal que comprenda todo lo que no esté siendo descontinuado. Se sigue entonces que el subtotal para “utilidad proveniente de operaciones continuadas” tendría que reflejar algunos elementos que se excluyen de “resultados de las actividades de operación.” Esa distinción podría tener sentido en un sentido técnico estrecho, pero ¿cómo les ayudaría a los lectores generales a usar tal terminología particular para dos medidas de desempeño potencialmente bastante diferentes?

 

Así que, si bien el ejemplo de ESMA es demasiado estrecho como para que por sí mismo sea de gran aplicabilidad, encapsula los continuos problemas de definición y las confusiones conceptuales que continúan caracterizando esta área de la presentación de reportes financieros, y que probablemente continuarán por algún tiempo…

 

Las opiniones expresadas son únicamente las del autor.

Esta traducción no ha sido revisada ni aprobada por el autor.

 

 

Please reload

Posts destacados

XBRL - ¿Nos estamos perdiendo algo (parte 2)?

November 16, 2019

1/10
Please reload

Posts recientes
Sígame
Please reload